Venta del libro Itinerario y trayectos heréticos de José Carlos Mariátegui, de Osvaldo Fernández Díaz

Este libro se edita por primera vez en Chile, luego de haberse publicado anteriormente en el exilio, en países en los cuales tuvo una buena acogida. De esta manera, es un texto que, al igual que su autor, retorna al país.Esta obra se relaciona tanto con la pasión intelectual del autor, como con la voluntad de enseñar, de difundir el pensamiento revolucionario de nuestro continente. Cuando se habla de José Carlos Mariátegui, nos encontramos frente a la paradoja de que, a pesar de haber sido él un activo intelectual, vinculado a las luchas de su pueblo y del continente, aún conocemos poco en Chile de su vida y su obra.

Colección Papeles para Armar, Serie Papel Lustre. 217 pág

$ 3.500pesos

Celular: 92939567 contacto: David Castro

Anuncios

Neruda y Valparaíso.

En el mes de Febrero fuimos protagonistas como ciudad de Valparaíso de un evento organizado por el Ministerio de Cultura, denominado “Festival de todas las Artes”, desplazando a los conocidos Carnavales Culturales de Valparaíso. En esta oportunidad el gobierno decidió homenajear a Matta debido a su vinculación histórica con la ciudad. En este “festival” pudimos observar cómo se intentó situar a Matta (y a todo el contenido del festival) en una atmosfera cargada de parafernalia sin contenido político alguno. Esto es absolutamente relevante, considerando que Valparaíso como ciudad patrimonial atrae a muchas personas en la temporada estival, y aun más en eventos de este tipo. Lo que el gobierno de derecha impulsó es una política en cultura que busca “farandulizar” las grandes manifestaciones, a través de la des-memoria, es decir, lo que se busca es que las personas “recuerden” lo que el gobierno quiere rescatar (Al igual como lo intentan con la renombrada reforma educacional y sus modificaciones a las horas de Historia). Es por eso que no debemos olvidar también a otro personaje que tiene estrecha relación con Valparaíso y que ha sido ocupado innumerables veces con  los fines que el poder ha deseado: Pablo Neruda. Cuando hablamos de Neruda inmediatamente nos vienen a la mente imágenes del poeta de habla pausado, de sus poemas de Amor y de Altura de Machu Pichu musicalizado posteriormente por “Los Jaivas”.

Pero no debemos olvidar que al hablar de Neruda señalamos a  un poeta con muchos matices y formas, en el que el compromiso y la búsqueda de la justicia por los más desposeídos corresponden a un baluarte de su vida. Hoy, en un país infestado por la cultura de rápido consumo, es importante recordar el proceso que llevó a  Neruda a situarse como un actor político del país. Para relatar este proceso, es importante rescatar  su vida política y  las intervenciones de las que fue protagonista y testigo. En su paso como cónsul por algunas islas del Asia, pasó luego un tiempo en Europa en donde es testigo de cómo la dictadura de Franco irrumpe amenazando la integridad de muchas personas. Además el peligro nazi hace sombras en ese país también. Ante esta situación, Neruda se ve en la necesidad de asilar en Chile a los españoles que escapaban de este régimen. Esta situación es de gran importancia porque en España vivían muchos intelectuales de todas las disciplinas: García Lorca, Picasso, Alberti, entre otros. Además desde este momento, y con la gestión realizada para el zarpe del Winnipeg que llevará a Chile a cientos de personas, a las que el mundo se les había venido abajo, Neruda comienza a inaugurar una nueva etapa plasmada por el compromiso militante y por la necesidad de poner la voz en alto frente a las injusticias cometidas.

Barco Winnipeg

Por último no debemos olvidar su tremendo rol como Senador de la República, en la cual su compromiso se vuelve más activo en la intervención directa acerca de las cuestiones del país, acechado por la necesidad norteamericana de ejercer poder y presión hacia los pueblos latinoamericanos. Con todo lo anteriormente dicho, Neruda cierra su relación con Valparaíso al llegar la llamada “Ley Maldita” en la cual se ve obligado a esconderse entrando en clandestinidad no solo él, sino que todo el Partido Comunista de Chile. Este estado de clandestinidad hace que Neruda deba esconderse en muchos lugares distintos, alojando en una de esas oportunidades en Valparaíso. Esta experiencia y su cercanía con el puerto llevan a nuestro poeta a escribir el famoso “Canto General” el que es el canto de toda una América abatida pero activa en su caminar. Es importante volver a recordar a los nuestros, a aquellos que hablaron con la esperanza de poder realizar y pensar un mundo más justo; y es en un puerto como Valparaíso donde Neruda pudo pensar ese mundo…

“Soy el más marinero del papel…/ Te declaró mi amor, Valparaíso, / y volverá a vivir tu encrucijada, / cuando tu y yo seamos libres/ de nuevo…”

{ Para descargar e imprimir el presente Cuaderno de Educación nº16 Hacer clic aquí  }

Terremotos,Tsunamis, Energía Nuclear y su Relación con la Educación Superior.

Parte de una entrevista de   EL SIGLO al sismólogo  de la Universidad de Chile  ARMANDO CISTERNAS,  Profesor de Geofísica de la Universidad  Louis Pasteur de  Estrasburgo  y de la Universidad de Chile.


 Pregunta: Tomando todos los resguardos necesarios ¿Se podría pensar en un reactor nuclear en  Chile?

Respuesta:  Tampoco es tan así.   Desde un punto de vista más analítico uno tiene que considerar todos los factores posibles, más allá de lo que pueden decir los sectores ambientalistas-que harto tienen que decir en esta materia- o los sectores productivos  o de la gran industria.

Hay que tener en consideración primero si estamos preparados, si existen profesionales capaces de llevar a cabo una tarea de este tamaño  y sostenerla.

Fíjese que Chile,  siendo el país más sísmico del mundo,  no tiene especialistas en la materia,  y yo puedo contar con los dedos de la mano los que estamos preocupados permanentemente sobre  esto.   Llega a ser insólito,  pero es verdad.

Sistema de detección de Tsunamis

(Nota del redactor: En Chile no hay ningún especialista en tsunamis)

Entonces  cómo vamos a poder hacer un análisis serio, desde el punto de vista sismológico,  sobre la eventualidad de instalar un reactor nuclear si no tenemos muchos especialistas,  con lo cual se disminuyen los puntos de vista. Y esto mismo pasa en otros campos  relacionados con el tema.


¿Habrá ingenieros nucleares capaces de hacer el intento de levantar un reactor en Chile?

Entonces,  el problema  es de Estado, es un asunto de que si no se invierte seriamente, si no se otorgan becas para  que los jóvenes   vayan al extranjero a prepararse  al más alto nivel, si no se eleva la calidad de la educación y se inyectan recursos a gran escala para que ello suceda, difícil sería que se dé siquiera una discusión seria al respecto. Y acá hay gente capaz,  no es porque  seamos un país chico, o que no podamos estar a la par con los países industrializados, que no se pueda avanzar hacia una política más seria en este aspecto .

Fíjese  que acá hay alumnos que desarrollaron un sistema de alerta temprana que serviría para determinar en un plazo de tiempo muy corto  la magnitud de un sismo,  y cómo y dónde podría llegar a producirse un tsunami,  para avisar con el mayor tiempo posible a la población civil.  Ese sistema se está utilizando ya en  Hawaii   y se les  envió a los organismos pertinentes en Chile  un sistema similar.   Pero si no hay profesionales capaces  de utilizar esos aparatos,  de leer correctamente la información en cada uno de los centros de medición del país,  es como una caja negra que nadie sabe interpretar.  Y lo que sucede finalmente es que desde  Hawaii  nos tienen que estar diciendo algo que nosotros debiésemos saber hacer sin mayores problemas.

EL  SIGLO,   18 de Marzo del  2011    

{ Para descargar e imprimir el presente Cuaderno de Educación nº16 Hacer clic aquí  }

Sonó la Campana y Comenzó el año escolar 2011. Por Gustavo Quintana M.

Promesas y realidades  en la  aplicación  de las reformas de Lavín.

A pesar de que es aventurado predecir los  resultados de la aplicación de estas reformas, casi en el instante mismo  que comienza el año escolar,  la trayectoria,  personalidad  y ambiciones  políticas del ministro Lavín ,  algunas medidas tomadas durante Febrero, las limitaciones de  la  ley recientemente aprobada , que impiden reformas profundas, y la  continuidad  del modelo neoliberal  de educación  instaurado por  el régimen de Pinochet en 1981, permiten, con  los datos disponibles al mes de Marzo,   emitir algunas opiniones sobre la imposibilidad de que este  nuevo intento  resuelva los principales problemas de la educación chilena.

Empezando Por El Ministro De Educaciön ¿Quién Es El Ministro Lavin? ¿Cuál Es Su Trayectoria Polïtica Y Educacional?¿Cuales Son Sus Ambiciones Politicas Hoy En Día? ¿Qué Credibilidad Podemos Darle A Sus Promesas?

Joaquín Lavin es un profesional formado principalmente en economía,  en las universidades Católica y de Chicago,  que sin ser un hombre brillante (sólo  obtuvo un magister  en economía) es un artesano eficiente. Adscrito desde muy joven  al  Opus Dei  y al pinochetismo, es parte de la vanguardia de éste y participante importante de la reunión de Chacarillas.  Durante  la dictadura  asume  diversas tareas  en el gobierno de Pinochet,  y en educación,  es el motor de la Universidad del Desarrollo (una de las primeras universidades privadas), no como un experto en educación,  sino simplemente como  un administrador riguroso de los principios del modelo  educacional   de la dictadura  y de los intereses del Opus Dei.  Para comprender mejor  sus  intereses  y los objetivos de su actual desempeño debemos agregar a lo anterior  el   hecho  que es un precandidato a la presidencia  con un gran instinto político para desarrollar proposiciones  que interpreten los anhelos  de un amplio sector  medio y popular.   Para esto  utiliza con gran habilidad y profusión los medios de comunicación, para mostrar como cambios profundos  lo que no es  sino que más de lo mismo,  características todas estas que le hemos visto en este año de actuación.

En este contexto,  y a la luz de las primeras  acciones, examinemos qué credibilidad podemos darle a sus promesas y a la ley de la educación,  y consecuentemente qué podemos esperar  de la educación  en este año  2011.

El discurso del ministro de educación  promete una  revolución educacional  que constituya un paso gigantesco  en equidad  y calidad,  apoyada en los  50 liceos  de excelencia al alcance de los   estudiantes más desprotegidos  (los de la educación municipal),nuevos profesores  mejor seleccionados,  con acceso gratuito a la enseñanza superior,y la detención del proceso de destrucción  de la educación  municipal  ( la educación de los pobres y último vestigio de la educación pública). Promesas estas que,  como lo veremos a continuación, se van desdibujando,  sea  por las limitaciones de la misma ley, sea por la ausencia de voluntad política  para respetarlas.

Los 50 liceos de excelencia, que debían reunir al 70% de los mejores estudiantes del sistema municipal, quedaron reducidos a 30,y el objetivo central declarado , que estuvieran abiertosprincipalmente a los estudiantes de los liceos municipales,  ha comenzado a diluirse con la aplicación de una suerte de letra chica desconocida. La indicación de que a lo menos un tercio de estos estudiantes se seleccionaran por sorteo,  ya se redujo a  sólo un 10%, y si bien en la mitad de ellos se recurrió a información  de la ficha de protección social, en todo el proceso de selección se ha desarrollado la tendencia de llenar los cupos con estudiantes de los colegios privados (subvencionados) en a lo menos un 40% del total de las vacantes, que en un  número significativo de establecimientos  representan entre el 50 y el 80% de la matricula total. En resumen,  la segregación social   en educación,  intrínseca al modelo neoliberal  de educación,  vuelve a manifestarse independiente  de la imagen  de equidad que se quiere proyectar.

El no respeto de los compromisos anunciados  y la subsiguiente disminución del número  de  estudiantes de la educación municipalizada  integrados a  estos colegios  no representan sin embargo  el engaño mayor.  La pretensión  de que esta medida permite avanzar en la entrega de una educación de la misma calidad a ricos y pobres   es una falacia enorme,  pues los 30 liceos de excelencia  prácticamente  no modifican  nada. La educación de doble calidad  se mantiene, y no más de un 8% del total de los estudiantes  (lo mismo que antes de los colegios de excelencia), pertenecientes  en su inmensa   mayoría al sector privado de la educación (privado  pagado  y subvencionado)  , continuará  siendo  beneficiado por una educación  de calidad superior,  y quienes no dispongan de recursos suficientes  deberán conformarse  con una calidad claramente inferior.

No podemos dejar de mencionar tampoco la enorme contradicción entre la constatación pública hecha por Lavín, quien,  mediáticamente,  al parecer, recién tomaba conciencia  de que el futuro de un niño  se decidía en el acceso o no a la educación preescolar (comienzo de  la discriminación de los dos tipos de educación),  y la actitud posterior del mismo ministro y  de la Alianza en  la discusión del presupuesto, donde sólo  una batalla  decidida por parte de la Concertación y la izquierda  impidió que se borraran las partidas para la educación preescolar. Para un país donde un  8o% de los estudiantes que ingresan a la educación básica  no pasan por esta etapa formativa fundamental  (que se ha constituido en  un privilegio de los sectores más acomodados ), este incidente  marca el grado de segregación de la sociedad chilena y  el verdadero pensamiento de la Alianza.

Dos medidas justas y razonables un bono de jubilación que favorece a unos 13.000 profesores en edad de hacerlo y 60.000 millones de pesos para financiarlo (a utilizar hasta Diciembre de 2012 ) y  la gratuidad  de la educación,  para el ingreso anual de unos 3.000 estudiantes de pedagogía por sobre 600 puntos en la PSU- se han constituido, paradojalmente,  en nuevos problemas  para la educación  municipal.

La manera de administrar estas dos medidas,  por parte del Ministerio de Educación, produce un   desfase entre la fecha límite para usar el fondo especial de retiro(diciembre de 2012) y la fecha en que,  en el mejor de los casos, los nuevos profesores se habrán integrado  como reemplazos de calidad superior ( entre 6 y  8 años). Esto  obliga al sistema municipalizado a enfrentar el nuevo problema de cómo  asegurar en  el intertanto el relevo. ¿Con los profesores que actualmente se forman , a partir de estudiantes de bajo puntaje de ingreso,  formados muchas veces  por correspondencia o  aumentando  el número de estudiantes por aula, bajando así aun más la calidad,  perdiendo más estudiantes  y profundizando  la crisis que tiene al sistema municipalizado al borde de  la quiebra? Tras treinta años de deterioro creciente de la educación,   por  la aplicación ciega de un modelo  fracasado,  se pretende superar  problemas  vitales con medidas de parche y discusiones que se difieren en el tiempo.

 Recién el 30 de Septiembre se presentaría un proyecto de ley, cuya discusión puede durar años,  sobre la institucionalidad y financiamiento de la educación municipal,  y el 1 Marzo de 2012 un proyecto sobre la modernización de la carrera profesional docente.   A este ritmo,  cuando se terminen de tramitar estas leyes, es posible que la educación municipal haya  quebrado definitivamente.

El problema de fondo es que con este tipo de medidas,  pedacitos de reformas,  como lo expresa el profesor Juan Eduardo García Huidobro,  se continua manteniendo escuelas para ricos y escuelas para pobres , Mario  Waissbluth,  por su parte,   plantea que lo que corresponde es una evaluación precisa del costo total del rescate del sistema municipal  de la quiebra financiera,  y  que la subvención general pareja va contra el rescate del sistema público de enseñanza como sistema  capaz de entregar una educación de calidad pareja. Esta debe entregarse  en  cantidad suficiente para realmente asegurar una educación con equidad en base a las realidades de cada municipalidad

Por el contrario,  lo que sí está claro en el ministro Lavín es la instalación de 1000  nuevos directores  con atribuciones especiales   para  desvincular  profesores.  Así pues, lo que puede caracterizar el año académico 2011   es un éxodo masivo de profesores  sin tener aun preparado el relevo,  y resolver nuevamente  la contingencia   con medidas de parche .

En relación a la educación superior cualquier modificación deberá esperar a lo menos hasta el  2012 .

La despreocupación por la educación superior  y el ningún control sobre las universidades privadas,  en circunstancias de que en el pasado próximo  algún rector estuvo vinculado a un asesinato  y en la actualidad el ex   vicecanciller de la mayor universidad privada del país debe renunciar  por sus vínculos y defensa   a grupos de pedófilos al interior de la iglesia católica, hacen  intolerable esta situación   e incomprensible  esta despreocupación en un país que pretende caminar hacia  el desarrollo.  Si consideramos además que detrás de todo está  el lucro como motor impulsor y que la despreocupación   tiene como objetivos   debilitar aun más al   CRUNCH,  último reducto de la calidad académica  y del sistema público de enseñanza superior, y   las universidades públicas  son la última posibilidad de acceder a  una  educación superior pública de calidad a  estudiantes  de sectores medios   cuyas familias puedan endeudarse .

Las nuevas universidades privadas pasan por un período de cierta holgura económica  que las mantiene en una suerte de compás de espera,  que es el que aprovecha el gobierno para no apurar una reforma,    pero este compás de espera no debe interpretarse   como una tregua sino como la preparación para entrar  a saco en lo que en lenguaje  empresarial se expresa como  “copar la parte de mercado  que ocupan aún las universidades públicas”.

Para evaluar someramente lo que económicamente significa la educación superior, consideremos  tres  datos :

Hace unos  quince años la consultora  Ecoconsult   determinó que los aranceles aumentaban año   a  año  en una tasa superior  a  la del  IPC  y a la del  PIB .

Concordante con esta apreciación,  hace unos  5  años el diputado Ibañez ordenó un estudio que arrojo como conclusión  que la segunda actividad económica de Valparaíso, después de la portuaria, era lo que el llamó  “la industria universitaria”,   papel que ha mantenido hasta  el día díe hoy.

 Hace no más de dos años se constató  que los aranceles en Chile estaban entre los tres más altos del mundo.

En resumen,  la  educación  superior se ha transformado,  al amparo del modelo neoliberal de educación,  en un campo para realizar  muy buenos negocios, lo  que ha comenzado  a atraer a las multinacionales  de la educación ,(Laureat—SEK).   Esta despreocupación por las  necesidades  de Chile  ha llevado a descuidar áreas   que especialmente Chile debiera desarrollar  prioritariamente,  pero que, en una actitud casi criminal, el afán de lucro ha  ocultado completamente.  Al respecto son  ilustrativas las ideas que entrega  a EL SIGLO   el sismólogo chileno  Armando  Cisternas,   parte de las cuales reproducimos en este mismo número  bajo  el titulo de  “ Sismos , Tsunamis y Energía Nuclear “

Para finalizar,  esta pudiera ser la perspectiva educacional del 2011  si las víctimas , los estudiantes ,  no reaccionan.

{ Para descargar e imprimir el presente Cuaderno de Educación nº16 Hacer clic aquí  }

¿Es Karadima un “caso” o un síntoma generalizado?

Quien lea la entrevista concedida por el Cardenal Francisco  Errázuriz al diario El Mercurio del domingo 17 de abril de 2011, verá allí un cuidadoso esfuerzo por presentar lo ocurrido con el ex párroco de El Bosque, como un caso aislado, o como él dice, “un sacerdote es una persona de carne y hueso que también puede pecar”. Las estremecedoras declaraciones hechas por una de las víctimas, el médico James Hamilton, mostraban, en cambio, un panorama totalmente contrario, que obliga a dar al asunto un trato que excede al de mero caso.

Entrevista J. HAMILTON *TOLERANCIA CERO* 1 / 3

 El cardenal, al construir un relato acerca de cómo asumió las sucesivas denuncias de las víctimas, (las que todo el mundo ya conocía, por otra parte), sin preguntarse siquiera si pueden haber otras acusaciones, reduce enormemente el daño que a la  Iglesia, ha infligido el comportamiento criminal de Karadima. Otra es la versión del doctor Hamilton, quien en la emisión televisiva de “Tolerancia Cero”, habló de años de abusos, de lo que ocurre en los colegios católicos, tachando de conducta criminal las actitudes permisivas del propio Errázuriz, del obispo Arteaga, y de varios otros. Enjuiciaba con ello a toda una parte de la Iglesia, comprometiendo en particular a su jerarquía.

 Por eso creemos que esta situación tiene un contexto mucho más amplio y tiene que ver  con lo que ocurre en la Iglesia chilena en estos momentos.

 Hay en este asunto una parte evidente y casi normal, pues aunque la Iglesia católica se defina a sí misma como una, apostólica y romana, siempre ha sido una institución marcada por tendencias, posiciones y pugnas. Reflejar los signos del mundo ha sido en ella una constante desde sus orígenes. A pesar de la parábola de Cristo que recomendaba “dar al César lo que es del César”, la parte del César siempre ha invadido el terreno de lo eclesial. En América latina, desde un punto de vista político se pueden advertir claramente tres tendencias, una que vincula a la Iglesia con los poderes dominantes, en donde, salvo honrosas excepciones se encuentra la jerarquía. Otra, que ha venido cobrando cuerpo desde los años sesenta del siglo pasado, que tomó una opción por los pobres. En el medio  se encuentra una tercera posición de centro, que según los países oscila entre las dos tendencias antes enunciadas. En síntesis, si se puede hablar a propósito de la teología de la liberación de que el pueblo irrumpió en la iglesia, se puede decir también que la élite dominante la invadió y entró en ella desde que América latina, es América latina.

 La teología de la liberación fue un acontecimiento político que se produjo en la esfera de lo religioso y correspondió el momento cuando una parte de la Iglesia católica, se hace cargo de la miseria, de la necesidad de elaborar una doctrina social  que se propusiera liberar a los pobres de la forma degradante en que vivían. Antes de evangelizar había que intentar resolver los problemas de la gente.  Estas posiciones estuvieron representadas durante los años sesenta por teólogos tales como el peruano Gustavo Gutiérrez y el brasileño Leonardo Boff, entre otros. Más radicalmente,  Fray Beto habla de que son los pobres, el pueblo, quienes irrumpen en la Iglesia. Son dos versiones de un mismo fenómeno. En estas posiciones Influyeron claramente, además del impacto que causaba la miseria de los pueblos latinoamericanos,  la revolución cubana, la teoría de la dependencia, y el marxismo. La venida del Papa a Medellín, y la intervención ideológica que como el guardián de la fe hizo el actual Papa, en aquel entonces Cardenal Ratzinguer, tuvo como consecuencia que estas posiciones, a partir de ese momento, perdieran terreno dentro de la batalla, si se le puede llamar así, que estos teólogos y laicos dieron en el seno de la Iglesia para que ésta optara por los pobres. Sin embargo, la teología de la liberación vino para quedarse, y pasó a integrar, desde entonces, el pensamiento latinoamericano como una de sus partes constitutivas.

 Chile fue uno de los pocos países latinoamericanos en donde la teología de la liberación no se alojó. Si bien aquí hubo importantes movimientos que expresaban estas tendencias, como “La Iglesia junto al pueblo”, o “Cristianos por el socialismo”, no hubo de parte de la teología de la liberación un influjo semejante al que tuvo en otros países latinoamericanos. La jerarquía pudo mantener una posición centrista que trataba de impedir un desborde político popular en la Iglesia chilena, mientras los sectores ultraconservadores se hicieron presentes en ese momento con organizaciones tales como Fiducia, o Patria y libertad.

 Estos sectores, aunque entonces eran muy minoritarios, desde la dictadura comenzaron a prosperar, logrando hacerse hegemónicos. Son los mismos que se obsesionan en algunos aspectos como el aborto, o en tratar de impedir el uso de la “píldora del día después”, o en la condena al homosexualismo. Es el ambiente que hoy predomina, y cuya presencia e imposición agobian a la sociedad chilena. Su poder  se hace particularmente presente en la educación, tanto en la secundaria como la universitaria. Universidades de corte católico no son sólo las tradicionales, con las cuales se ha aprendido a convivir, aunque dicha convivencia no  fluya siempre de manera tranquila. También son católicas universidades que pertenecen al Opus Dei, como la Universidad de los Andes, u otras que pertenecen a los Legionarios de Cristo. El espacio físico y cultural que abarcan estos colegios y universidades se agranda y se va constituyendo en un poder enorme, que vincula la educación a lo ideológico, y que de esta manera contribuye a acrecentar y consolidar la existencia de una educación para ricos y otra para pobres, de marcada diferencia social entre una élite gobernante y una inmensa masa desposeída que apenas vive con un  centenar de miles de pesos.

 Son sectores católicos vinculados desde siempre con la oligarquía chilena, que no han abandonado la escena política y que desde la dictadura funcionaron como cemento ideológico en la trenza que entonces se tejió entre el poder militar de la dictadura, el gremialismo de Jaime Guzmán y las doctrinas económicas neoliberales de los “Chicago boys”. Hoy es este mismo sector más reaccionario de la Iglesia católica chilena, el que se hace presente a raíz del escándalo que han suscitado los abusos a menores imputados al párroco de El Bosque, Karadima. No se trata de un caso aislado, la pedofilia comienza a ser un mal que corroe desde dentro a la Iglesia católica en el mundo. Pero aquí en Chile es una mezcla viscosa que anuda la posesión de dinero, uso y abuso del poder, con imposiciones y represiones ideológicas y doctrinales.

 Por eso, lejos de considerarlo como un caso aislado, o una anécdota grotesca y trágica a la vez, pensamos que más bien es un síntoma generalizado de un poder que cada día se amplía más, sin control ni medida, y es el poder de la riqueza y el dinero en Chile.

{ Para descargar e imprimir el presente Cuaderno de Educación nº16 Hacer clic aquí  }

Editorial (CdE nº16)

Tres acontecimientos han retenido nuestra atención al preparar el presente boletín. Dos internacionales, el reciente Congreso del Partido Comunista Cubano y las elecciones que decidirán sobre quien será el Presidente del Perú. En lo nacional nos pareció relevante referirnos la  crisis ministerial.

Ha concluido el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba. Más de mil delegados, lo cuales representaron alrededor de 800 mil militantes de la colectividad, organizados en 61 mil organizaciones de base en los diversos sectores de toda la sociedad cubana, debatieron sobre los problemas existentes en esta sociedad. El Informe Central, presentado por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, es un análisis profundamente autocrítico y oportuno de la crucial coyuntura actual del proceso histórico de la construcción del socialismo en Cuba. En ese contexto se precisan aspectos esenciales que fundamentan la necesidad de continuar las transformaciones económico-sociales, dirigidas a la actualización del modelo económico y al fortalecimiento de las estructuras económicas y sociales que garanticen poder avanzar en la edificación de la nueva sociedad socialista. En esencia, el Informe Central al Congreso estuvo dirigido a identificar los problemas cardinales que enfrenta el país y cómo resolverlos. Este evento coincidió con los 50 Años de la Victoria de Playa Girón y la Proclamación del Carácter Socialista de la Revolución Cubana.

Las reformas planteadas fueron concebidas esencialmente sobre la base de las particularidades histórico-culturales concretas de Cuba, sometida a un férreo bloqueo económico, comercial y financiero por casi 50 años, y no a partir de la copia mecánica de experiencias similares en otras partes del mundo. Este es un punto esencial que debe ser tomado en cuenta, cuando se observan las reformas producidas después de la caída de los socialismos reales en Europa del Este. El sistema económico neoliberal, con todas las injusticias sociales que este modelo produce, es el modo de producción dominante en el mundo de acuerdo con el actual desarrollo de las fuerzas productivas, pero no es el fin de la historia, como sentenciara un politólogo estadounidense de origen japonés. Por consiguiente, los cambios propuestos por el Partido Comunista Cubano están orientados a preservar el socialismo. Como se indica en el resumen de resoluciones del congreso, estas reformas se llevarán a cabo de manera gradual y sin apresuramiento. Por supuesto que estas resoluciones han irritado a los detractores de la Revolución Cubana, quienes sostienen que estas reformas apuntan a mantener el actual estado de situación. Y tienen razón, porque el Partido Comunista Cubano no ha renunciado, y tampoco se ve por dónde pudiera renunciar al carácter socialista que este pueblo en su conjunto  ha determinado para sí.

Las elecciones peruanas

La atención de los medios periodísticos y de la clase política chilena se ha centrado en qué va a pasar con las relaciones entre Chile y Perú, luego de que de una de las dos candidaturas que han quedado en liza se defina al futuro gobernante. En todo caso, habría que decir algo respecto de los que quedaron; algo acerca de ese resultado de la primera vuelta. Es la clase dirigente tradicional la que fue votada negativamente. Los que hicieron campaña por el status quo neoliberal. Y el mejor votado de los dos que pasaron a la nueva vuelta, es Ollanta Humala el que mejor expresa este repudio. Independientemente del tipo de gobierno que Humala pueda hacer, esta actitud del electorado se aproxima a la tendencia dominante en los últimos años en América Latina, decididamente en la creación de gobiernos nuevos, de una izquierda que busca un camino propio, tratando de salir del nefasto modelo neoliberal. Los peruanos responden a ese llamado que algunos países como Bolivia, Ecuador, Venezuela y Cuba han  definido como el socialismo del siglo XXI. Un camino entre la utopía y la realización. Entre el sueño y la contribución laboriosa. Cierto que nada podemos decir todavía acerca del Perú, pero el resultado de la primera vuelta fue un signo, un buen signo.

Anatomía de una crisis

Al cumplir un año  de su mandato y a pocos días de dar su primera cuenta al país, el Presidente Piñera enfrenta una crisis  cuya magnitud y alcances aun están por definirse.

Las primeras señales se manifiestan  en la Región de Bío Bío  cuando una grabación y varias denuncias de   irregularidades comienzan a develar los excesos a los que lleva  la  nueva manera de gobernar  de la derecha.   La Intendente, J. Van Rysselberghe,  aparece como un verdadero cacique regional  que junto a su camarilla personal asume el control de toda la Región, pasando por encima de concejales, alcaldes, parlamentarios  y cualquiera autoridad elegida democráticamente  (inclusive los  de la Alianza), con el objetivo de asegurar su elección a senadora en el 2014. El estancamiento de la reconstrucción (los damnificados se preparan a un segundo año bajo la lluvia), la ausencia absoluta de sentido ético en el ejercicio de un cargo  público y  finalmente  la crisis al interior de la Alianza,  ante  la amenaza   de algunos diputados de derecha de votar favorablemente la acusación constitucional presentada por la oposición,  obligan al gobierno a forzar, finalmente, la renuncia de la Intendente.

Lo que se   presenta  como una crisis coyuntural  al interior de la Alianza,  y  en  vías de superación, es  en realidad el preámbulo de una  nueva crisis.   La ministra  de la vivienda, M. Matte,  autoriza un acuerdo extrajudicial con la empresa  Korama, por  17 mil millones de pesos,  sin que el ministerio adjunte los documentos que aconsejen  un pago de tal magnitud y utilizando un procedimiento que deja  fuera a la Contraloría, la que ya tiene  reparos  por la cifra y al hecho que el ministerio no dispone de este dinero (Enero 2011). En el mes de Marzo el senador Navarro denuncia a Contraloría la millonaria indemnización, se inicia una investigación, y el  8 de Abril la ministra Matte entrega al Ministerio Público y a la contraloría todos los antecedentes y pide una investigación,  pues a esta fecha ya es evidente que en estas operaciones podría haber perjuicio a los intereses del Estado  y configurarse el delito de fraude al  Fisco y malversación de caudales públicos. La desautorización posterior  de toda la operación es tardía y posterior a que el acuerdo extrajudicial  sea cosa juzgada. Si además agregamos la incapacidad de la  ministro al no  cumplir el compromiso de Piñera   (100.000  nuevas viviendas en Julio de 2011,  además de   reparaciones  en otra cantidad importante de ellas)  hace evidente que un gran número  de damnificados  del terremoto pasará un segundo invierno en muy precarias condiciones, y explica la renuncia de la ministra Magdalena Matte.

Sin embargo,  estos dos incidentes no son expresiones de  crisis parciales  originadas  en la VIII  Región y en el Minvu. Lo que allí se manifiesta es  el reflejo de la política  impulsada por el gobierno y la principal responsabilidad recae en el presidente  Piñera  y  en la nueva forma de gobernar  de la derecha.

Efectivamente, desde la campaña presidencial  se hace evidente que  lo único que diferencia la política de la Alianza de la de de la Concertación (ambos aplican el mismo modelo neoliberal)   es la promesa  que la gestión de la Alianza  –la nueva forma de gobernar–  puede obtener los objetivos  sociales que la Concertación no alcanzó ( Reconstruir Chile en poco más de un año, eliminación del 7% a los mayores de 60 años,  postnatal de 6 meses,  creación de un millón de empleos, erradicación de la pobreza, revolución en la educación, etc), frente a lo cual  lo único  concreto es  la incapacidad para mantener las promesas  para los más pobres . El alto crecimiento  se   contrarresta  con una de las peores distribuciones del mundo  y un empobrecimiento en las condiciones de vida de los más pobres ( en Marzo, frente a un  0,8% de IPC para los ricos se tiene  un  1,6% para los pobres)

Parte importante de la crisis que se ha presentado al interior de la Alianza   debe atribuirse también  a  un temor que empieza a instalarse en la derecha, como lo ha confesado más de una vez Longueira, y es la fatalidad de la derecha de no poder acceder a un segundo período. Esto  que agudiza las contradicciones al interior de la Alianza (UDI  y RN,  OPUS  DEI y Legionarios de Cristo) se desarrolla  además en un ambiente moral  viscoso y malsano,  donde no pocos integrantes de esta elite del poder hasta hace poco tenían a Maciel y Karadima  como paradigmas morales.

{ Para descargar e imprimir el presente Cuaderno de Educación nº16 Hacer clic aquí  }

Reflexiones e interrogantes en torno a la L.G.E. Por Gustavo Quintana M.

La alineación casi unánime de la Cámara de Diputados en la aprobación de la LGE, obliga a plantearse muchas interrogantes y reflexiones.

Esta ley ¿modifica sustancialmente el modelo neoliberal de educación aplicado por casi 30 años? ¿Asegura calidad y equidad?

La respuesta es no, pues prevalece la libertad de enseñanza por sobre la  educación pública  (ni siquiera se la menciona), se legitima el lucro y  se mantiene el artículo 2 de la Constitución (amarre de a LOCE).Todos estos elementos reafirman el carácter discriminatorio del sistema, un ingreso a la educación superior como privilegio sólo de los sectores de mayores ingresos (Casen 2000.) y la calidad reservada para una elite dentro de la elite ¿Qué calidad ni qué equidad puede asegurar el Estado cuando ha transferido a los padres los deberes y obligaciones que le competían? ¿Cómo pueden los padres ejercer el derecho de elegir el establecimiento de enseñanza para sus hijos (Articulo 8. ) si la inmensa mayoría de ellos no dispondrá jamás de los 30 a 60 millones de pesos por hijo, necesarios para asegurar que estos puedan financiar sus estudios, desde la parvularia hasta egresar de una universidad de calidad? ¿Qué calidad puede entregar un sistema que, después de casi 30 años, es responsable de que la Filosofía y la Historia se hayan convertido en forados en la conciencia de los chilenos, que las ciencias sean optativas en la Enseñanza media y que el retroceso en el manejo de la lengua materna afecte peligrosamente nuestra identidad cultural (sólo el 2% tiene un total manejo de ella y en un 80% de la población existe analfabetismo funcional, 30% de ellos son estudiantes universitarios)? ¿Qué utilidad para el desarrollo del país tiene el sistema, reafirmado por la LGE, si no forma los profesionales y científicos necesarios para este objetivo?

La opinión de la comunidad científica y estudios del MINEDUC y el BM (1998-1999)detectan insuficiencias e incongruencias graves, como destinar sólo 1/3 de los recursos necesarios para el desarrollo de la investigación y la formación de investigadores, y desatender a las universidades del Consejo de Rectores (en particular las públicas) que desarrollan más del 90% de la investigación universitaria (entre el 75 % y el 80% del total de la investigación en Chile).

¿Cómo podemos avanzar eficientemente en el camino por superar el subdesarrollo si, como lo han detectado los organismos antes mencionados, el número de investigadores en ejercicio no alcanza ni a la mitad de los requeridos por el grado de desarrollo actual, el ritmo de formación de postgraduados está por debajo del de los principales países de América Latina (a años luz de países más pequeños, y con menos riquezas naturales y habitantes que Chile –Holanda, Suecia, Finlandia, etc.-) y si, además, el nivel de los técnicos y profesionales que se forman en Chile está por debajo de los estándares internacionales.

El fracaso de la educación ¿es sólo un problema de gestión y de incomprensión de un modelo educativo que correspondería mejor a los tiempos actuales? Si examinamos someramente cómo organiza un grupo relevante de países su educación (muestra de 40 países –de Latinoamérica y de la OMCD-) y las recomendaciones de la UNESCO para avanzar en la equidad, constatamos, con sorpresa para algunos, que el problema en realidad es un problema del modelo educacional.

UNESCO recomienda sistemas públicos de educación como única forma de asegurar el acceso a la educación de calidad a todos los niños y jóvenes. En un comunicado reciente plantea: “La educación pública o financiada con fondos públicos es la única que puede asegurar el derecho a una educación sin exclusiones, sin perjuicio que existan otras opciones para que los padres puedan ejercer el derecho a elegir la educación que quieren para sus hijos“; “Concebir la educación como un derecho y no como un mero servicio o una mercancía exige un rol garante del Estado para asegurar una educación obligatoria, gratuita y de calidad a todos los ciudadanos, pues los derechos no se compran ni se transan.

Los países de la OMCD, por su parte (BM 1999), financian en promedio un 76% de la educación superior y un 86% de la educación básica y media. Estos países estructuran la matrícula de la educación superior según las necesidades reales y los planes de desarrollo a mediano y largo plazo (culturales, artísticos, científicos, técnicos, y económicos) obteniendo una distribución piramidal de ella. Esto junto a un control riguroso por parte del Estado de la utilización de los recursos públicos (gastos, calidad y rendimiento) permite resultados óptimos y una educación de calidad a la que todos tienen acceso, siendo en muchos países gratuita.

¿Por qué países campeones de la globalización y pilares del desarrollo capitalista tienen una conducta estatista en educación? En primer lugar, tanto en estos países como en la mayor parte de América Latina la educación es un derecho fundamental y no una mercancía y sus habitantes lo defienden cada vez que este derecho es cuestionado. Además, entre el sistema público de educación y el desarrollo del capitalismo no aparecen, hasta ahora, antagonismos que impidan su cohabitación, y por el contrario, ofrece ventajas que un sistema como el chileno no podría proporcionar. A saber, un desarrollo cultural amplio (cuestión no desligada de un desarrollo económico creativo y con grados de independencia) y el acceso de todos los jóvenes a una educación de calidad, lo que permite un universo mayor para seleccionar talentos.

Cuba, que encabeza en Latinoamérica una educación de calidad para todos los jóvenes y niños, con un sistema político totalmente diferente, estructura su educación, al igual que la mayoría de los países latinoamericanos, en torno a un sistema público y gratuito.

¿Qué es lo que ha llevado a Chile a elegir un sistema neoliberal “fundamentalista” también en la educación y quiénes son los responsables –y beneficiarios- de su implantación y de su desarrollo? Chile no tiene plan de desarrollo nacional y ha confiado su crecimiento a los inversionistas privados chilenos y extranjeros. Dicho en términos muy simples, les ha entregado la explotación de la mayor parte de nuestras riquezas básicas y de los sectores más estratégicos de nuestra economía en condiciones extraordinariamente favorables para ellos, asegurando, además, mano de obra barata (nueva ley minera, modificación del código del trabajo, privatizaciones…), asumiendo    así    una posición de gran dependencia y muy vulnerable frente a las grandes crisis del sistema capitalista mundial. Las principales fuerzas políticas de Chile son fieles a un neoliberalismo ortodoxo (mercados auto-correctores, que serían distribuidores eficaces de los recursos, servidores del interés general…) y no previeron antes ni asumen hoy en día el fracaso de su política ni la profundidad de la crisis actual (financiera, energética y de alimentos). Consecuente con lo anterior, consideran suficiente el modelo educacional heredado de Pinochet y continúan impulsándolo, como queda en claro con la aprobación de la LGE, que constituye un parche más, donde lo que se necesita es un modelo nuevo, Entre quienes presionan por la mantención del modelo se encuentran además quienes en este largo período han desarrollado intereses personales y/o ideológicos.

¿Cuáles son los grados de responsabilidad? Desde luego, el fundamental lo tiene el gobierno de Pinochet y sus partidarios, que continúan defendiéndolo hoy en día desde la oposición. A partir de los DFL de 1981, y con el amarre que significó la LOCE, son sus creadores.

La Concertación por su parte ha actuado, a partir de 1990, como administrador eficaz del modelo neoliberal, al considerar que era sano y perfectible. En lo esencial, en este largo período su acción se ha traducido principalmente en el debilitamiento del sistema público y en la destrucción de la educación como bien social y motor en muchos aspectos del desarrollo del país . Un ejemplo dramático de la aplicación de esta política es el deterioro del Instituto Nacional, del que egresaban hace solo unos cinco años los mejores estudiantes de cada promoción. y que hoy pasa por una crisis profunda al haber sido asfixiado económicamente. Ninguna retórica puede graficar tan exactamente la catástrofe de la educación municipal como el derrumbe material del Liceo de Aplicación, otro de los otrora liceos “emblemáticos”.

En relación a la educación superior, el estado también ha priorizado la educación privada, y el progresivo respaldo a las nuevas universidades privadas se puede resumir en las siguientes etapas:

-Los DFL de 1981 y la autorización para la creación de nuevas universidades privadas;

-La permisividad del estado en el incremento de la matrícula y el aumento año a año de los aranceles por encima del crecimiento de los salarios, del IPC y del PIB (ECO-CONSULT). Este aumento de la matrícula ha sido de tal magnitud que ha llegado a invertir la pirámide normal de matrícula chilena (FONDECYT 1951151 y 1010850) en detrimento de los estudiantes y en beneficio de los propietarios de las universidades;

-La complicidad del estado en el deterioro en la calidad de los estudios universitarios al aprobar la ley de acreditación de la calidad (paradojas del lenguaje) que legitima las universidades,docentes, (pseudo universidades), al plantear como optativo el desarrollo de la investigación en ellas, única forma para que las nuevas “universidades” pudieran seguir ostentando el nombre de tales;

-La entrega directa de recursos a  estas universidades vía AFI (21% de sus estudiantes tienen AFI) y vía donaciones (a lo menos 50% de ellas con cargo al estado) que ha permitido, en los últimos 3 años, un aporte promedio anual de 3.500.millones de pesos contra sólo 1.300 millones que han recibido las universidades públicas, por el mismo concepto.

-La permisividad del estado al aceptar que estas universidades, creadas expresamente sin fines de lucro, se hayan transformado en negocios extraordinarios, como lo plantea la periodista M. O. Mönckeberg en sus libros “La privatización de las universidades“ y “El negocio de las universidades en Chile”. Allí se deja en claro que en torno a cada universidad privada se han formado verdaderos holdings para transferir a las empresas de ellos las ganancias de las universidades (todas de los mismos dueños).

Una veta interesante a investigar es el papel que juegan en estos holdings las inmobiliarias, tradicionales focos de corrupción en todos los países del mundo.

Los efectos del mercado en la educación superior (LOCE y LGE como reguladores) ha sido el quiebre del sistema universitario ,princi-palmente en dos grupos.

Por una parte el grupo de nuevas universidades privadas (30 a 35) , hijas legítimas del sistema neoliberal de educación cuya matrícula se aproxima al 50% del total  Este grupo, sin trayectoria universitaria conocida(salvo 1 o 2 ) han priorizado su acción en el autofinanciamiento con la particularidad que unas pocas entre ellas concentran además su acción  en objetivos ideológicos orientados a consolidar el sistema neoliberal y a preparar una elite de cuadros que controlen las posiciones de mayor influencia en la sociedad chilena. Estas universidades no son sino apéndices de grupos ideológicos muy cerrados (U. de los Andes y el Opus DeiU.Finis Terra y los legionarios de CristoU. Adolfo Ibañez y los intereses de un grupo de empresarios—Ibañez—-U. del  desarrollo y la  UDI) sin que este fenómeno este agotado pues se visualizan otros acuer-dos en la misma dirección (U. Diego Portales Expansiva)  encontrándonos en medio. de un proceso en la misma dirección  Salvo unas pocas ,principalmente las ya mencionadas, donde está presente una mayor calidad y donde la investigación  alcanza a un 4% de la investigación universitaria ,estas nuevas universidades se han limitado a ser “universidades docentes “ en las que priman las llamadas carreras profesionales de   “tiza y pizarrón” utilizan profesores a honorarios y aprovechan todos los subterfugios que la ley y la desregulación de este nuevo sistema les ofrecen para pasar del autofinanciamiento al  enriquecimiento.

El otro grupo lo constituyen las universidades del consejo de rectores (8 existentes ya en 1973 y 17 derivadas) más un  número muy reducido entre las nuevas universidades privadas (  U.Humanismo Cristiano, Arcis.)  que comparten algunos principios no mercantiles (el papel social de la universidad , universidad creadora de nuevo conocimiento , pluralista, la  necesidad de un sistema público de educación, el rechazo de las universidades docentes,…..) y donde las que pertenecen al Consejo de Rectores comparten además una experiencia, desde los años  40, de cohabitación y colaboración en torno a objetivos de interés nacional.

El estado ha actuado en relación a este grupo presionándo para  su privatización, política que es responsable  del fin de la  educación gratuita disminuyendo  abruptamente  los subsidios que recibían las ha obligado a transitar desde objetivos académicos y sociales hacia objetivos de autofinanciamiento  produciendo un deterioro importante a pesar de lo cual  constituyen aun, hoy en día ,el elemento más sano de la educación superior  y la única reserva cultural que cuenta el país  para enfrentar una crisis mayor . No hay que olvidar que si aun existe investigación en Chile es por que existe este grupo de universidades

Las crisis de las universidades de Valparaíso y Playa Ancha ,  son ejemplos claros  de esta orientación destructora  ,que está afectando ya a las universidades Públicas La universidad de Valparaíso ,superior en calidad a la inmensa mayoría de las nuevas universidades privadas y la Universidad de Playa Ancha  llamada a jugar un papel estratégico en la formación de los profesores ante la crisis que atraviesan, han recibido más ofertas de compra por parte de universidades privadas   que compromisos claros y explícitos por parte del estado

¿Hacia donde deriva este sistema?

El lucro y el nivel de enriquecimiento inusitado que alcanzan   las nuevas universidades privadas ilustra una de las razones de la defensa encarnizada del sistema y de la   LGE (sin modificaciones),por parte de la oposición .

El caso del  difunto señor Rocha y su  universidad Sto Tomas que al morir valía 80 millones de dólares  y había interesado a financistas de la talla de  Jurasek y el grupo Condor(16% de la universidad) , junto con su fortuna personal  que alcanzaba los 200 millones de dólares. muestra  las posibilidades de enriquecimiento que ofrece la educación  privada a comerciates audaces ,sin estudios relevantes ni trayectoria académica

La participación de ex ministros de  educación y hasta de la actual ministra en  corporaciones de sostenedores  , el cambalache de votos de acreditación por  posiciones y prebendas dentro de las universidades en vias de acreditar (U. De la Americas )  indi-can que la podredumbre se instala ya  hasta entre los llamados a controlarla..

La reinstalación  un sistema público de educación ,con recursos comparables con los que dispone la educación privada , que permita calidad y gratuidad se hace indispensable

Si esto no fuera posible , la corrupción continuaría extendiéndose  y el hecho, casi anecdótico, de que un connotado integrante de una de las mayores bandas de narcotraficantes de Chile sea también un sostenedor, no será un hecho aislado.

Por la defensa de la educación pública:

Es menester volver a considerar a la educación como un derecho,donde el Estado asuma las responsabilidades pertinentes, y que la educación deje de ser una mercancía.

El actual gobierno ha iniciado una ofensiva donde se pretende sellarla privatización total de lo que queda de educación pública.

Las universidades y centros de educación superior no son un problema reservado a quienes estudian y trabajan en ellos, sino de todos los chilenos.

Un gobierno de nuevo tipo deberá incorporar en su plataforma programática la visión de todos los sectores no neoliberales. Esto es a lo que invitamos a conversar,  consensuar y proponer al país: Una educación pública potente, de calidad, que forme a los constructores del mañana.

La educación superior y un gobierno de nuevo tipo. Por Ricardo López Erazo

El acuerdo de Tomé, declaraciones de diversos dirigentes concertacionistas , la convocatoria al 24° Congreso de los comunistas y de dirigentes del Juntos Podemos, así como de diversas organizaciones sociales, han puesto sobre la mesa la necesidad de discutir y lograr consensos en torno a una idea fuerza: lograr un gobierno de nuevo tipo.

En la retina puede quedar una imagen: el desalojo de la derecha del poder ejecutivo de ¡a república, pero resulta obvio que para las fuerzas más progresistas y democráticas no se puede tratar de una estrategia tipo Allamand, en la cual el desalojo fue sólo eso, un gobierno con nuevas caras para continuar administrando un mismo tipo de política, ¡a neoliberal. De lo que se trata es de impulsar un acuerdo que logre constituir un gobierno de nuevo tipo, y eso significa un gobierno que tenga la voluntad política, con el apoyo del pueblo, de proponer e implementar un nuevo programa de gobierno que cautele los intereses más caros de la sociedad chilena en su conjunto y, en particular, de los trabajadores y excluidos de las oportunidades del desarrollo de la nación.

Dicho lo anterior quisiéramos exponer un conjunto de medidas programáticas – para este gobierno de nuevo tipo- que aborden la cuestión de la Educación Superior en Chile.

El propósito es abrir un análisis y discusión, con todos los sectores que se manifiesten a favor de un gobierno de nuevo tipo, en torno a medidas programáticas respecto de la Educación Superior en nuestro país.

La primero que es necesario abordar es la dicotomía entre lo “positivo y lo normativo”: desde que Pinochet inició el desmantelamiento de la Educación Pública – casi 30 años-se nos ha bombardeado con la noción de que lo positivo (aquello que es) es lo único que debe ser considerado, la ortodoxia neoliberal nos impone no pensar, analizar, ni siquiera discutir en términos normativos, es decir en aquello que queremos que sea.

La dictadura, a partir del decreto de autofinanciamiento (1981) creó un aquello que es, la educación superior ya no es más pública y, si existe interés privado, e! Estado debe abstenerse de intervenir En resumen, la educación superior-en términos positivos- comenzó a ser privada.

El desmantelamiento de las Universidades Nacionales (Universidad de Chile y Universidad Técnica del Estado) reafirmó este dato objetivo y posibilitó ei desarrollo de lo que hoy tenemos: un mercado de la educación superior, abierto, sin restricciones éticas ni legales, para ejercer comercio con fines de lucro en esta actividad.

Las ideas que propondremos son sólo un punto de partida para iniciar una discusión abierta, participativa y democrática.

Primera Idea: Detener el crecimiento inorgánico del Sistema de Educación Superior hasta que nos demos una nueva institucionalidad en el sector.

Hoy tenemos un total de 177 de instituciones de Educación Superior, donde el 75% de las matrículas están copadas por instituciones privadas. Este crecimiento, obviamente, ha logrado una mayor cobertura, pero también, obviamente, ha significado un gran decrecimiento de la calidad.

Según el Instituto Libertad y Desarrollo – defensor de la educación privada- el 81% de las instituciones privadas están clasificados como de baja complejidad, es decir, de mala calidad.

Esta situación que se repite en países que han imitado el modelo chileno, como Perú, han obligado a que dichos gobiernos nieguen la posibilidad de entrada a nuevas instituciones, como una forma de frenar la pendiente negativa en la curva de calidad de la educación superior.

Proponemos no sólo detener el proceso de entrada de nuevas instituciones, sino también el de evitar el fenómeno de concentración privada que se viene observando en los últimos meses, en donde grupos económicos privados internacionales compran, sin restricción alguna, a instituciones privadas de este “mercado” (Grupo Lauréate, dueño de Universidad Andrés Bello, de la Universidad de Las Américas y recientemente de la Universidad de Viña del Mar)

Segunda Idea: Caminar hacia una nueva institucionalidad en la Educación Superior.

Esta idea está cruzada por varios aspectos y necesariamente tiene una dimensión en el tiempo.

Proponemos analizar la forma en que el Estado retome su papel de Estado Docente, es decir de garante y asegurador de una educación de calidad y disponible para todos los jóvenes de Chile, independiente de su condición socioeconómica.

En primer lugar se trata de derribar uno de ¡os enclaves autoritarios de Pinochet y terminar con la política de autofinanciamiento de las Universidades Públicas.

Educación Superior Pública:

En una primera etapa, proponemos crear tres áreas de funcionamiento de las instituciones de educación superior: una primera – y con trato preferencial – el del área pública, en la cual el Estado disponga de un presupuesto tal que  asegure   el ingreso y la calidad a los jóvenes que ingresen en este sistema.

Este sistema público de educación superior debe ser fortalecido, no sólo en términos de recursos sino también en términos de institucionalidad, y por ello sometemos a discusión la posibilidad de renacionalizar la educación superior reconstituyendo fas universidades nacionales: Universidad de Chile y Universidad Técnica del Estado y renacionalizando el Instituto Nacional de Capacitación (INACAP) para que se constituya en el eje público de la formación técnica superior.

Un sistema público como el que proponemos debe dar cuenta de necesidades específicas del desarrollo del país, no sólo en términos de calidad sino también en términos de pertinencia.

Sólo un sistema público considerará en sus proyectos las externalidades positivas y negativas que la actividad de educación genera sobre el conjunto de la sociedad.

Las externalidades positivas, como la menor cantidad de cesantes ilustrados, los menores índices de drogadicción y delincuencia, el mayor involucramiento de jóvenes y docentes en áreas de interés para el país, tienen un costo para ¡a sociedad en su conjunto: es necesario – como dicen los economistas – asignar precios “sombra” a estas externalidades para una correcta evaluación de los proyectos que la sociedad financie en este sistema público.

Del mismo modo, las externalidades negativas que los privados no consideran en su evaluación de rentabilidad, deben tener asignados “costos sombra” : la apatía, el no compromiso, la no pertinencia, la falta de ética y profesionalismo, entre otras.

Un sistema público como el que proponemos debe prestar especial atención a la dotación de competencias en la formación de personas críticas, por ello la formación temprana en investigación es una actividad ineludible de este sistema.

La innovación, cuestión por todos considerada ineludible para el desarrollo de un país, se inicia con la formación de profesionales críticos, abiertos y sólo la formación en investigación nos dotará de una reserva de creadores, en caso contrario deberemos seguir vendiendo materias primas y comprando ideas y tecnología.

El sistema público de educación superior deberá considerar, por sobre todo, los intereses nacionales, de nuestra sociedad en su conjunto, y por elfo debiera incorporar en el análisis y decisiones a todos los actores involucrados, que podríamos llamar “partes interesadas”, es decir, la comunidad universitaria, las familias, los empresarios, los formadores de opinión, los creadores de conocimiento, el Estado.

El actual sistema, y que el nuevo gobierno pretende consolidar, sólo considera los intereses de los inversionistas en educación.

Educación Superior Privada-Pública:

Esta área, conformada por Universidades tradicionales dé carácter privado pero que han jugado y juegan un gran rol en el desarrollo de la educación superior en Chile, es necesaria para dar una mirada crítica al desenvolvimiento de las universidades del sistema público.

En efecto, que el sistema público tenga una contraparte para evaluarse es muy necesario, dada la velocidad de los cambios tecnológicos y del saber humano en distintas áreas. Las Universidades Católicas, la Universidad Técnica Federico Santa María, la Universidad de Concepción, entre otras, han prestado un gran aporte al desarrollo  del  sistema universitario en todas sus funciones: docencia, investigación y extensión, y deben seguir prestándolo. Por ello ésta área de la Educación Superior debe tener financiamiento del Estado y será necesario desarrollar una política y protocolo de financiamiento a este tipo de instituciones. En relación con el área de formación técnica superior el DUOC puede jugar perfectamente el rol de contraparte y evaluación del trabajo de INACAP en esta función.

Educación Superior Privada:

La educación superior privada debe ser despojada de la hipócrita declaración de actividad sin fines de lucro.

Todos sabemos que las universidades privadas intentan el lucro, que no se trata de una actividad ajena a las variables del mercado. Que estas universidades crean sociedades ad-hoc para recibir los frutos del lucro, llámense inmobiliarias u otras.

Este sector no debiera recibir ningún apoyo ni subsidio del Estado, por el contrario, como se trata de una actividad que afecta a la fe pública, deberían pagar un impuesto que garantice el cumplimiento de lo que están ofreciendo a nuestros jóvenes.

Este sector de la educación superior debería estar fuertemente controlado y supervisado por el Estado,-sobre todo en relación a aquellas carreras que influyen estratégicamente en el desarrollo del país: pedagogías, medicina, ingenierías, entre otras.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: