Fernando Ortiz, Político y Dirigente Universitario

En 1943 ingresa a la Universidad de Chile para estudiar Historia y Geografía, en una época en que la educación está impregnada del lema de P. Aguirre Cerda ” Gobernar es educar” y, donde además de un derecho de todo chileno, es considerada como preocupación preferente del Estado. Consciente del papel estratégico que para el país constituyen estas ideas, Fernando Ortiz no las abandona en toda su vida.

En 1949 Fernando Ortiz sobresale ya como dirigente estudiantil y está a cargo de la dirección de estudiantes comunistas, distinguiéndose por su enorme capacidad orgánica, su tenacidad en el cumplimiento de las tareas, y en la FECH como temible polemista.

En esa última organización juega un papel muy importante en el período de ilegalidad del partido comunista. En esos momentos la universidad se constituye en un foco de resistencia contra el régimen de González Videla; y los jóvenes comunistas, encabezados por Fernando Ortiz, despiertan la admiración popular por el coraje con que enfrentan la represión.

La “huelga de la chaucha” -contra el alza de la locomoción-donde los estudiantes juegan un papel importante, marca un punto de inflexión en el período de ilegalidad del Partido Comunista. Se acentúa el desprestigio del gobierno, cae el gabinete con Jorge Alessandri a la cabeza, y en el movimiento estudiantil se recompone la unidad de la izquierda con la formación del FAU (frente universitario de izquierda), que recupera la dirección de la FECH eligiendo a José Tohá, Lucho Dodds y Fernando Ortiz. El FAU es uno de ios precursores de! Frente del Pueblo, que postula por primera vez la candidatura presidencial de Salvador Allende (1952).

Las cualidades de dirigente político y universitario de Fernando Ortiz se expresan en forma más marcada aún en la década de !os 80, periodo de auge del movimiento popular en Chile, que culminará con la victoria de Allende y la Unidad Popular en 1970.

La universidad no solo no está ajena a las movilizaciones que sacuden las viejas estructuras sociales, sino que en muchos aspectos se adelanta a las reivindicaciones del Programa de la Unidad Popular Nos referimos a la Reforma Universitaria que estalla alrededor de 1966 y que se extiende por todo Chile. Fernando Ortiz está a la cabeza de los académicos comunistas que impulsan este proceso a partir de la primera asamblea de universitarios comunistas, celebrada en 1964. La Reforma Universitaria, que como lo sostiene él mismo, “gestada en una sociedad en crisis, y tuvo el carácter de un auténticos proceso revolucionario, que aún no termina. Derribó conceptos idealistas sobre la universidad, superó el esquema que sustentaba el inmovilismo, obligó a las autoridades a sustentar, en los hechos, nuevos principios académicos, nuevas estructuras de poder y nueva legalidad”.

Junto a Enrique París encabezan la organización del Partido en la Universidad de Chile, y son miembros activos de las nuevas estructuras que la reforma universitaria ha creado: Enrique Paris como miembro de su Consejo Normativo Superior y Fernando Ortiz como integrante del Senado universitario.

Elegido miembro del Comité Central del Partido Comunista, cuando se produce el golpe militar, Fernando Ortiz decide permanecer en el país y poner al servicio del Partido y del pueblo de Chile su capacidad y experiencia adquirida en el período de clandestinidad durante el gobierno de González Videla. Así integra la Dirección Central del Partido hasta el momento de su secuestro y desaparición el 15 de Diciembre de 1976.

Cita: VVAA.”Fernando Ortiz, Político y Dirigente Universitario”[en línea] Cuadernos de educación . Dic.-Feb.2006 (año1) nº1.8-9pp. <https://cuadernosdeeducacion.wordpress.com/2011/04/05/fernando-ortiz…-universitario/>%5BFecha de Consulta:    ] .ISSN:0719-0271

Anuncios

Entrevista a Manuel Cantero

Nadie mejor para dar a conocer las características personales de Fernando Ortiz que quien trabajara estrechamente con él en las JJCC, a comienzos de los años 50.

Efectivamente, Manuel Cantero era en esos años el Encargado de Organización de las JJ.CC cuando Fernando Ortiz era el Secretario General de ellas.

Compañero Cantero: ¿Cuándo y cómo conoció a Fernando Ortiz?

Ingresé a las JJ.CC el año 46 cuando Fernando Ortiz ya era militante.

A los pocos años fui promovido al Comité Regional de la Jota de Valparaíso y en esa calidad me correspondió comenzar a viajar a Santiago, y es en esa época que conocí a F.Ortiz.

Había oído hablar de él pero no lo conocía personalmente; en esos años él era estudiante universitario en el Pedagógico de la Universidad de Chile.

Mi relación con él sería muy cercana y de trabajo conjunto, puesto que luego él sería elegido Secretario General de la Juventud y yo el encargado de Organización.

F.Ortíz era una persona excepcional y para mi muy querido recordado.

Destacaba por su oratoria. Mi primer encuentro personal con él ocurre después de un discurso que el  dio en la Plaza Bulnes, y ya entonces demostraba su enorme potencial y claridad política.

Nuestro trabajo codo a codo me permitió conocer a una persona muy fraternal amistosa, de un excelente carácter y de excelente trato con las personas que trabajábamos con él. Era casado y tenía dos hijas.

Cuéntenos cómo fue su experiencia de trabajo con F. Ortiz

Le contaré un hecho que retrata a Fernando como era.

En su calidad de Secretario de la Juventud, él era funcionario y recibía un estipendio, así como varios de nosotros que éramos dirigentes de la Jota.

En esos años, producto de las carencias del Partido, esos salarios no se pagaban con mucha regularidad, y conociendo nuestra situación, Ortiz nos anticipaba de su estipendio, el que era pagado con mayor regularidad que al resto de nosotros. Esto lo hacía sin ninguna intención de lucirse o aparentar, lo hacía simplemente porque era un hombre fraterno y solidario.

En varias oportunidades pude visitar su casa y apreciar su enorme biblioteca; todos los que íbamos a su casa no dejábamos de admirarla. Cada vez que alguno de nosotros manifestaba interés por algún texto, Fernando nos rogaba que lo tomáramos prestado, lo leyéramos y luego se lo devolviéramos; en ese aspecto también era muy desprendido.

A Uds, les tocó trabajar juntos en el primer período de clandestinidad del Partido, en el gobierno del traidor González Videla. ¿Qué experiencias nos puede contar de esa época junto a Fernando Ortiz?

¿Se mantuvieron los dos en la Dirección de la Juventud o asumieron otras responsabilidades?

Se asumieron otras responsabilidades, porque eso coincidió con una situación política que vivió el Partido al interior de sus filas. El Secretario General era Galo González.

Luis Reinoso, siendo Secretario Nacional de Organización del Partido, constituyó una fracción de ultraizquierda. En esta actividad de carácter fraccional Reinoso trabajó especialmente con dirigentes juveniles y sindicales para atraerlos a sus posiciones.

El método de trabajo de Reinoso era particularmente repudiable, puesto que intentó indisponer a los dirigentes de la Jota y sindicales con la Dirección del Partido, a través de mentiras e inventos. Esto se facilitaba por las condiciones de clandestinidad que vivíamos.

Esta actividad de Reinoso hizo mucho daño al Partido, y cuando fue descubierta se inició todo un proceso que culminó con la expulsión de Reinoso y una serie de sanciones menores a otros militantes.

Por su vínculo partidario estrecho con Reinoso (éste atendía a la Juventud), a Fernando se le hizo un llamado de atención y luego dejó la Secretaría General de la Juventud, siendo transferido a militar en el Partido.

Desde el Partido seguiría vinculado a las luchas universitarias y se convertiría en un gran dirigente y actor del proceso de reforma universitaria de los años 60, que fueron un preludio del Gobierno de la Unidad Popular.

Durante el tiempo que trabajamos juntos pude apreciar su enorme capacidad de trabajo para atender los problemas políticos y orgánicos.

Siendo Fernando un intelectual, nunca subestimó a ningún compañero ni abusó de esa condición. Personalmente nunca tuve problemas con él de ninguna índole, ni ideológica, ni política, y menos personal.

Fernando Ortiz es todo un ejemplo de luchador comunista y yo saludo esta iniciativa de su célula por dar a conocer aspectos de la vida de este gran compañero.

Por último, compañero Cantero, ¿desea enviar algún mensaje a los jóvenes?

Sí, como dije antes, Fernando Ortiz es todo un ejemplo de luchador y por ello es importante que los jóvenes conozcan su vida y su actividad política.

La dictadura y la Concertación han borrado todos los logros que se consiguieron con la lucha de miles de estudiantes como Fernando, y esas banderas hay que retomarlas.

Cita: VVAA.”Entrevista a Manuel Cantero”[en línea] Cuadernos de educación . Dic.-Feb.2006 (año1) nº1 .5-7PP <https://cuadernosdeeducacion.wordpress.com/2011/04/05/entrevista-a-manuel-cantero/>%5BFecha de Consulta:    ] .ISSN:0719-0271

Biografía de Fernando Ortiz Letelier

Nació en la ciudad de Puerto Montt en 1922. Hizo allí sus estudios primarios y secundarios y fue, desde temprano, dirigente estudiantil connotado. Pasó luego a la Universidad de Chile, en Santiago, donde inició estudios de Historia en la Facultad de Filosofía y  Educación, que debió  pronto interrumpir por la muerte de su padre. Retomados éstos,   años después, obtuvo su título de Profesor de Estado.

Mientras fue alumno, jugó un destacado papel en las luchas propiamente universitarias y en las contiendas políticas. Eran los años de la Guerra Fría y en Chile se vivía el período de González Videla, político de rara mediocridad, cuya Presidencia de la República se recuerda sobre todo por la espectacular voltereta que lo llevó a perseguir con odiosa saña a los comunistas, Pablo Neruda entre ellos. Quienes conocieron a Ortiz en esa época no olvidan su oratoria vibrante, su lucidez y valentía, y el papel eminente que jugó .en el movimiento estudiantil, al lado de dirigentes como JoséTohá, Julio Silva Solar, Ignacio Alvarado, Bjorn Holmgren, Juan Bosco Parra y Pedro Pobrete Larraín, entre otros.

Esta responsabilidad bifrontal ya no lo abandonaría. Por una parte, fue Secretario general de las juventudes Comunistas y, luego, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Chile, mientras accedía, paralelamente, a la cátedra de Historia Económica de la misma facultad donde se formó, y al Consejo Superior de la Universidad de Chile. AI lado de su tarea docente, que desarrollaba en estrecha colaboración con el historiador Hernán Ramírez Cochea, fue promotor y activista destacado del movimiento de Reforma Universitaria de fines de la década del 60. Este proceso fue, en su terreno específico, una marea transformadora, prolegómeno significativo de lo que, con posterioridad, sería el vasto movimiento político y social que encarnó la Unidad Popular.

En septiembre de 1973, el golpe fascista fue también particularmente brutal con las universidades. Demolió el sistema existente y produjo expulsiones masivas de profesores y estudiantes, más la secuela de detenciones, asesinatos y destierros. Ortiz perdió su trabajo y sufrió, como tantos otros, e! acoso policial. En el mes de diciembre de 1976 deambulaba por la intersección de las avenidas Macul e Irarrázaval de la comuna de Ñuñoa, eje urbano familiar para él durante décadas, porque el tránsito es por allí más o menos obligatorio si se trata de ir a la Facultad donde, primero, estudió, y en la que después trabajaría como profesor Fue detenido conforme al esquema ya clásico: un auto que se para y el grupo policial que desciende rápida y silenciosamente de él. No se tuvo nunca más noticias suyas. Fernando Ortiz Letelier agregaba así su nombre a las listas de detenidos-desaparecidos, invento siniestro de la tenebrosa historia vivida ese tiempo en el cono sur de América Latina.

LOM Ediciones (Fuente extractada)

Cita: VVAA.”Biografía de Fernando Ortiz Letelier”[en línea] Cuadernos de educación . Dic.-Feb.2006 (año1) nº1 .3-4 pp<https://cuadernosdeeducacion.wordpress.com/2011/04/05/biografia-de/>%5BFecha de Consulta:    ] .ISSN:0719-0271