Editorial (CdE nº 6 extendida).

Propuesta acerca del sistema educacional chileno

El informe final del Consejo asesor presidencial para la calidad de la educación, con cuyo ddiagnóstico se puede coincidir en algunos aspectos, como por ejemplo, que “la educación chilena ha avanzado en la cobertura”, pero olvida, sin embargo, destacar que ella está muy lejos de alcanzar la calidad requerida y exigible en el mundo de hoy y que sobre todo no ha logrado aminorar los efectos originados por las marcadas desigualdades con que los niños inician su experiencia educativa; a saber, discriminación,  exclusión creciente y brecha social cada vez más profunda.

Los escándalos que vienen estallando cada vez con más frecuencia, como la ausencia absoluta de ética en el accionar de varios rectores, los comportamientos mafiosos y delictuales de los propietarios de algunas de las mayores nuevas universidades privadas, desorden y ausencia de control en las asignaciones de subvenciones a los sostenedores de los colegios privados (que suman algunos miles de millones de pesos), muestran nnuevamente los efectos nocivos del lucro y de toda la legislación educativa posterior a 1981, la LOCE incluida. Estas cuestiones, ni el informe, ni el acuerdo al que llegaron, “tomados de la mano”, la Concertación y la Alianza, aparecen señaladas como cosas urgentes a erradicar. La realidad del sistema educacional indica por el contrario la necesidad iimperiosa de cambios sustanciales en la institucionalidad educativa que deben comenzar con una ley que sustituya a la actual LOCE.

Por todas estas razones insistimos en replantear nuestra propuesta alternativa, que afirma principalmente: “que debe existir una educación pública, pues solo el Estado puede garantizar que 1) la educación de calidad sea un derecho de todos los niños y jóvenes de nuestro país; y que 2) la educación sea un bien social usufructuado por todo el país, quedando al servicio del desarrollo nacional”.

La visión mercantilista de la educación, cuyas las reglas las fija el mercado y donde ésta aparece considerada como un bien y como una inversión individual cuyos costos deben recuperarse con los mayores ingresos futuros, genera egoísmo, disgregación social y un divorcio con el desarrollo global del país. Igualmente está en contraposición con las políticas que desarrollan la mayoría de los países donde el éxito y la calidad de sus sistemas educacionales están ligados al papel activo que juega el Estado en el control y el financiamiento de la educación.

Proponemos la construcción de un Sistema Público de Educación, que comprenda todos sus niveles: pre básico, básico, medio, técnico-profesional y superior, sin que la construcción de este sistema implique la desaparición del resto del sistema actualmente existente, ya que la coexistencia de ambos sólo si el Estado controla el funcionamiento de todo el sistema. El Sistema Público debe ser un sistema nuevo, de alta calidad, cuya sola existencia obligue al sistema privado a elevar sus propias normas al respecto. Es el Estado el que debe asumir la completa responsabilidad de este sistema,tanto económicamente como en su estructura orgánica y académica. Esto no significa la centralización completa del sistema: este aspecto debe regirse por el principio: “tanta descentralización como sea posible, tanta centralización como sea necesaria”.

Este Sistema puede construirse sobre la base del actual conjunto de colegios, institutos profesionales y universidades que no son privadas, el cual puede ser considerado como su columna vertebral. Es claro que su construcción significará una mayor inversión económica para el país. No hay que olvidar que, a partir de los decretos-ley de 1981, la dictadura redujo el gasto en educación superior del 2% a menos de 1%, diferencia que, en todo caso, es todavía bastante inferior a los mayores ingresos que proporciona el cobre.

Para que la educación pre básica, básica y media pública no sea un sistema de menor calidad, sólo para los pobres, el sistema debiera disponer por estudiante, a lo menos, de cantidades entre dos y cinco veces superiores a las actuales subvenciones, y la educación superior debiera llegar a disponer como mínimo, y en un tiempo razonable, del 2% del PIB de que disponía en 1973.

Por otra parte, la heterogeneidad geográfica, cultural y social de nuestro país, la existencia de municipalidades ricas y pobres y la disgregación y anarquía que condicionan que la calidad de la educación que recibe casi el 50% de los niños y jóvenes chilenos dependa del alcalde de turno, lo que indica la inconveniencia de mantener el actual sistema municipalizado.

El salto en calidad no puede ser planteado en los términos casi policiales con que el actual modelo lo identifica, es decir, responsabilizar sólo a los profesores del deterioro de la educación y de los malos resultados; sino principalmente en sus contenidos. Para desarrollar las potencialidades de todos los niños y jóvenes la educación, desde la básica, debe priorizar la enseñanza de la lengua materna, de la Filosofía, la Historia, y las ciencias en general. En fin, de todas aquellas disciplinas que desarrollen en los estudiantes el espíritu crítico y reflexivo, más la capacidad de pensar en forma libre y creativa.

A nivel universitario deben recuperarse como funciones irrenunciables la investigación y la creación artística, y aumentarse entre dos y cuatro veces los presupuestos destinados a la investigación y a la formación de investigadores. La calidad del cuerpo académico y la responsabilidad en su formación deben ser retomadas por las universidades, que deben garantizar la formación de un cuerpo académico de excelencia mayoritariamente dedicado a la universidad, a través de una carrera académica exigente y rigurosa y la integración de sus académicos a los proyectos creativos que desarrolle. Debe eliminarse, en consecuencia, la práctica de contratar profesores por honorarios, por plazos breves, sin protección social y sin ninguna intención de incorporarlos  a  las  labores creativas de la universidad. Coherentemente con lo anterior, debe derogarse la LOCE, la ley de financiamiento de los estudiantes, y la ley de acreditación de la calidad de la enseñanza superior. Reemplazar todo esto por cuerpos legales que normen el sistema público y privado de educación, que establezcan el arancel diferenciado como solución al financiamiento de los estudiantes, y fijen normas de real calidad en la educación superior que impidan la proliferación de pseudo-universidades e instituciones de educación superior, las que sólo tienen el lucro como objetivo.

This entry was posted in Agentes Sistema Educacional by Cuadernos de Educación ISSN 0719-0271.. Bookmark the permalink.

About Cuadernos de Educación ISSN 0719-0271.

Como grupo de académicos de izquierda mantenemos desde hace un tiempo una reflexión acerca de la educación superior en Chile. En conocimiento de que otros colegas han estado preocupados por una problemática similar, y han elaborado trabajos al respecto, les invitamos, por medio de esta hoja a debatir en conjunto. Esperamos que este sea el embrión de una futura discusión que no dudamos será enriquecida gracias al debate. Por supuesto que para que este debate rinda frutos, debe incluir a todos quienes estamos por un nuevo sistema universitario, razón por la cual desde ya invitamos a contribuir en números posteriores a quienes entiendan la Universidad de manera no funcional al actual modelo económico. Esperamos que esta publicación sea un aporte para quienes vivimos con entusiasmo y espíritu crítico el quehacer universitario, y ojalá también ella contribuya a instalar en el ambiente académico una discusión que permita resolver profundas contradicciones que todavía se arrastran desde la dictadura, como son los problemas globales de la educación en nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s