Acerca de la crisis económica. Por Ricardo López

Introducción.-

El errumbe del mundo socialista europeo marcó un antes y un después en la discusión sobre los temas económicos.

Para los economistas capitalistas había triunfado la economía positiva (aquella que estudia lo que es y no lo que debiera ser), todo lo planteado por Marx era erróneo, para los sumos sacerdotisos de la solución liberal, como Hayek y Sorman, finalmente había llegado el momento de reconocer la justa condición del mercado como una deidad.

Ahora que ya no habrían detractores se podría, en todo el mundo, dejar actuar al mercado sin ataduras de ningún tipo, todos seríamos propietarios, todos tendríamos salud y educación de calidad, todos tendríamos igualdad de oportunidades, todos viviríamos felices en este nuevo paraíso del dios mercado.

Fukuyama, en un acto de reconocimiento a este nuevo dios, llegó a decretar el “fin de la historia”.

Ahora que se reconocía que el Estado debía reducirse a la mínima expresión (es decir actuar sólo en aquello que no tuviera interés para inversionistas privados), se podría dejar actuar libremente a las fuerzas del mercado y generar las condiciones para una “nueva economía” que estuviera en perpetuo crecimiento.

Los países que entendieran esto más rápidamente, serían las nuevas estrellas del firmamento económico: dragones del Asia, Chile (tigre de latino América).

La solución liberal (neoliberalismo) no traía nada nuevo, más bien proponía volver a las viejas tesis capitalistas: mercado y más mercado protegido por un espíritu santo: la mano invisible develada por Adam Smith en 1776. En su tesis central exponía que el egoísmo de lo particulares logra el bienestar general- dame lo que necesito y tendrás lo que deseas.

El paraíso prometido no llegó, todo lo contrario, han continuado sucediendo las crisis y cada vez son más profundas, y ahora sincronizadas por el proceso de globalización (se producen en la mayor parte de las economías al mismo tiempo).

La crisis actual es la más severa después de la gran depresión de los años treinta.

Intentaremos explicar porque el modo de producción capitalista se desenvolverá siempre en ciclos de crisis y porque es necesario intervenir en el proceso de apropiación de la tasa de ganancia para evitar las crisis económicas que afectan siempre de manera más brutal a los trabajadores.

¿Por qué se producen las crisis económicas?

Las crisis económicas son inherentes al modo de producción capitalista, se producen, cada cierto período de tiempo, debido a que la tasa de ganancia del capital disminuye.

La tasa de ganancia se entiende como la proporción entre la plusvalía y la inversión en capital constante y capital variable.

Plusvalía es el incremento o excedente que queda después de cubrir el valor primitivo de un bien o mercancía.

Capital constante es el valor invertido en los medios de producción, y capital variable el valor de lo invertido en la compra de fuerza de trabajo (remuneraciones de los trabajadores).

A medida que crece la competencia entre los dueños del capital también crece la inversión en capital constante y por tanto, disminuye la inversión en remuneraciones de los trabajadores. La razón de los empresarios para este aumento es lograr el máximo de eficiencia a través de la disminución de los costos.

Sin embargo, la fuerza de trabajo es la única generadora de valor. Uno de los hombres más ricos del planeta obtuvo su fortuna a partir de este hecho, MICROSOFT es un emprendimiento con una alta tasa de inversión en capital variable y una mínima en capital constante.

Los medios de producción no pueden jamás añadir más valor que el que ellos mismos poseen, sin embargo la fuerza de trabajo, puesta en acción, es capaz de conservar valor añadiendo valor. Este don natural, al trabajador no le cuesta nada pero al capitalista le rinde mucho.

El fenómeno de disminución de la tasa de ganancia del capital se produce precisamente porque el capitalista reduce la inversión en capital variable, el único que le añade valor a su emprendimiento.

Las crisis económicas no se producen por un simple desacople entre producción y consumo, no ocurren por un desvarío momentáneo de ¡a “mano invisible”; el desacople entre producción y consumo es sólo otro efecto más de la disminución de la tasa de ganancia, fenómeno que a su vez se produce en el modo de producción capitalista porque a pesar de ser la producción un acto social, la apropiación de la ganancia es un acto privado.

Dicho lo anterior, y desde ya, deseamos plantear que la única forma de evitar la recurrencia de crisis es interviniendo el acto de apropiación de ganancia, tema que abordaremos más adelante.

Características comunes de las crisis.

En primer lugar debemos decir que las crisis son cíclicas, se producen inevitablemente en el modo de producción capitalista cada cierto número de años. Sigue siendo un misterio no resuelto el momento en que se desencadenarán (los capitalistas siempre tienen una diversa curva de comportamiento de su tasa de ganancia).

A partir del siglo XXI, las dos crisis experimentadas (2001 y la actual) han hecho ver una nueva característica, debido al objetivo proceso de globalización ahora las crisis son sincronizadas, se producen simultáneamente en la mayoría de las economías del mundo.

Usualmente las crisis se desencadenan en economías desarrolladas debido al elevado nivel de competencia entre capitalistas lo que gatilla el proceso de disminución de la tasa de ganancia. Esto produce desinversión, quiebra, desempleo y una fuerte disminución del valor de la fuerza de trabajo.

A partir de la crisis de los años treinta (siglo pasado) se impuso la llamada solución Keynesiana a estas crisis. El economista británico John M Keynes, después de una ardua discusión con un tozudo W. Churchill (en ese entonces ministro de hacienda de Gran Bretaña) logró imponer su criterio de que sólo una fuerte intervención del Estado podría recuperar la economía y no la mano invisible del mercado.

De ese modo, las crisis del siglo XX y XXI se han resuelto a partir de intervenciones del Estado, que han considerado estatizaciones, involucramiento del Estado en actividades productivas, aumento de regulaciones de los mercados, etc.

Son los mismos grandes patrones los que acuden al estado a pedir socorro, pero una vez estabilizada la situación gritan pidiendo les sean devueltas sus empresas.

Otra característica común de las crisis, es que en el balance del proceso hay vencedores y vencidos, aquellos que están mejor preparados y logran revertir el proceso de disminución de la tasa de ganancia se recuperan primero y absorben a los caídos, generándose una aceleración del proceso de concentración capitalista. Esto explica, que a partir de la gran depresión hayan aumentado significativamente el número de corporaciones cuyo PIB particular es menor sólo al de aquellos estados-naciones más poderosos del mundo.

También las crisis tienen en común el hecho de que van acompañadas de derrumbes financieros y bursátiles, por una parte se interrumpen abruptamente los flujos de dinero entre las empresas, y por otra los inversionistas (especuladores) reducen fuertemente su apreciación sobre el valor futuro de las empresas que transan acciones en la bolsa.

Otra característica que es necesario precisar de las crisis económicas, es que cuando el ciclo vuelve a tomar una conducta de crecimiento, los capitalistas exigen les sean devueltos sus activos mas preciados, entre ellos, el que define el proceso de apropiación de la ganancia.

¿Cómo son afectados los propietarios de la fuerza de trabajo? Los trabajadores

El efecto, no la causa de las depresiones económicas, es el llamado desacople entre producción y consumo. Los bienes no se transan al mismo valor de uso, se intenta, por todos los medios alcanzar la tasa de ganancia ya obtenida.

Eso significa bajar al máximo el valor de la inversión en capital variable, es decir, disminuir los salarios.

Sobreviene la cesantía, la pérdida de derechos, la desaparición de tarifados, la anulación de contratos colectivos y la aparición de las nefastas listas negras que impiden a cualquier trabajador consciente encontrar un puesto de trabajo.

Los más perjudicados, y humillados, son los jóvenes y los trabajadores no especializados.

En la actual crisis, en nuestro país, se espera una tasa de desempleo superior al 20% entre los jóvenes y de 30% entre los trabajadores no especializados. Esto supone una fuerza de trabajo desempleada de alrededor de 1.000.000 de trabajadores.

En nuestro país serán cientos de miles los jóvenes que dejarán de estudiar, debido a la cesantía de sus padres, serán cientos de miles los que saldrán a obtener algún ingreso de cualquier manera (delincuencia, prostitución), serán cientos de miles los que no tendrán una mínima cobertura de salud, serán cientos de miles los que vivirán de allegados o en campamentos precarios.

Chile, al tener una economía basada en exportación de materias primas -sin ningún valor agregado- experimentará un ciclo recesivo más largo, puesto que sólo se retomará el ciclo expansivo cuando se haya consolidado la recuperación de las economías desarrolladas que demandan nuestras materias primas.

Ideas para un programa económico de la alternativa de izquierda.

El JPM y otras fuerzas de izquierda, que han acordado tener un candidato presidencial y programa de gobierno únicos, tendrán que hacerse cargo de la situación económica y ofrecer al pueblo, y fundamentalmente a los trabajadores, un programa económico anticrisis.

Como señaláramos anteriormente, es necesario intervenir el proceso de apropiación de las ganancias, esto sugiere las siguientes medidas económicas:

  • Renacionalización de los recursos naturales, comenzando por aquellos que no son renovables.
  • Redefinición de los incentivos económicos que ayudan a los empresarios a invertir más en capital constante (medios de producción) y no en capital variable (fuerza de trabajo).
  • Establecimiento de incentivos a las pequeñas y medianas empresas que invierten mayoritariamente en capital variable.
  • Terminar con el rol subsidiario del Estado, para ello es necesario modificar la actual constitución.
  • Establecer un Plan de Desarrollo Estratégico del país, que considere la participación activa del Estado en las áreas prioritarias.
  • Activar decisivamente, la conformación de un área latinoamericana de comercio e integración económica, de manera de competir eficientemente con los bloques comerciales del mundo desarrollado.

Todo lo anteriormente planteado es posible y necesario de hacer, los trabajadores no pueden continuar sufriendo crisis cíclicas, sincronizadas y cada vez más frecuentes.

Anuncios
This entry was posted in Agentes Sistema Educacional by Cuadernos de Educación ISSN 0719-0271.. Bookmark the permalink.

About Cuadernos de Educación ISSN 0719-0271.

Como grupo de académicos de izquierda mantenemos desde hace un tiempo una reflexión acerca de la educación superior en Chile. En conocimiento de que otros colegas han estado preocupados por una problemática similar, y han elaborado trabajos al respecto, les invitamos, por medio de esta hoja a debatir en conjunto. Esperamos que este sea el embrión de una futura discusión que no dudamos será enriquecida gracias al debate. Por supuesto que para que este debate rinda frutos, debe incluir a todos quienes estamos por un nuevo sistema universitario, razón por la cual desde ya invitamos a contribuir en números posteriores a quienes entiendan la Universidad de manera no funcional al actual modelo económico. Esperamos que esta publicación sea un aporte para quienes vivimos con entusiasmo y espíritu crítico el quehacer universitario, y ojalá también ella contribuya a instalar en el ambiente académico una discusión que permita resolver profundas contradicciones que todavía se arrastran desde la dictadura, como son los problemas globales de la educación en nuestro país.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s