Entrevista a Manuel Cantero

Nadie mejor para dar a conocer las características personales de Fernando Ortiz que quien trabajara estrechamente con él en las JJCC, a comienzos de los años 50.

Efectivamente, Manuel Cantero era en esos años el Encargado de Organización de las JJ.CC cuando Fernando Ortiz era el Secretario General de ellas.

Compañero Cantero: ¿Cuándo y cómo conoció a Fernando Ortiz?

Ingresé a las JJ.CC el año 46 cuando Fernando Ortiz ya era militante.

A los pocos años fui promovido al Comité Regional de la Jota de Valparaíso y en esa calidad me correspondió comenzar a viajar a Santiago, y es en esa época que conocí a F.Ortiz.

Había oído hablar de él pero no lo conocía personalmente; en esos años él era estudiante universitario en el Pedagógico de la Universidad de Chile.

Mi relación con él sería muy cercana y de trabajo conjunto, puesto que luego él sería elegido Secretario General de la Juventud y yo el encargado de Organización.

F.Ortíz era una persona excepcional y para mi muy querido recordado.

Destacaba por su oratoria. Mi primer encuentro personal con él ocurre después de un discurso que el  dio en la Plaza Bulnes, y ya entonces demostraba su enorme potencial y claridad política.

Nuestro trabajo codo a codo me permitió conocer a una persona muy fraternal amistosa, de un excelente carácter y de excelente trato con las personas que trabajábamos con él. Era casado y tenía dos hijas.

Cuéntenos cómo fue su experiencia de trabajo con F. Ortiz

Le contaré un hecho que retrata a Fernando como era.

En su calidad de Secretario de la Juventud, él era funcionario y recibía un estipendio, así como varios de nosotros que éramos dirigentes de la Jota.

En esos años, producto de las carencias del Partido, esos salarios no se pagaban con mucha regularidad, y conociendo nuestra situación, Ortiz nos anticipaba de su estipendio, el que era pagado con mayor regularidad que al resto de nosotros. Esto lo hacía sin ninguna intención de lucirse o aparentar, lo hacía simplemente porque era un hombre fraterno y solidario.

En varias oportunidades pude visitar su casa y apreciar su enorme biblioteca; todos los que íbamos a su casa no dejábamos de admirarla. Cada vez que alguno de nosotros manifestaba interés por algún texto, Fernando nos rogaba que lo tomáramos prestado, lo leyéramos y luego se lo devolviéramos; en ese aspecto también era muy desprendido.

A Uds, les tocó trabajar juntos en el primer período de clandestinidad del Partido, en el gobierno del traidor González Videla. ¿Qué experiencias nos puede contar de esa época junto a Fernando Ortiz?

¿Se mantuvieron los dos en la Dirección de la Juventud o asumieron otras responsabilidades?

Se asumieron otras responsabilidades, porque eso coincidió con una situación política que vivió el Partido al interior de sus filas. El Secretario General era Galo González.

Luis Reinoso, siendo Secretario Nacional de Organización del Partido, constituyó una fracción de ultraizquierda. En esta actividad de carácter fraccional Reinoso trabajó especialmente con dirigentes juveniles y sindicales para atraerlos a sus posiciones.

El método de trabajo de Reinoso era particularmente repudiable, puesto que intentó indisponer a los dirigentes de la Jota y sindicales con la Dirección del Partido, a través de mentiras e inventos. Esto se facilitaba por las condiciones de clandestinidad que vivíamos.

Esta actividad de Reinoso hizo mucho daño al Partido, y cuando fue descubierta se inició todo un proceso que culminó con la expulsión de Reinoso y una serie de sanciones menores a otros militantes.

Por su vínculo partidario estrecho con Reinoso (éste atendía a la Juventud), a Fernando se le hizo un llamado de atención y luego dejó la Secretaría General de la Juventud, siendo transferido a militar en el Partido.

Desde el Partido seguiría vinculado a las luchas universitarias y se convertiría en un gran dirigente y actor del proceso de reforma universitaria de los años 60, que fueron un preludio del Gobierno de la Unidad Popular.

Durante el tiempo que trabajamos juntos pude apreciar su enorme capacidad de trabajo para atender los problemas políticos y orgánicos.

Siendo Fernando un intelectual, nunca subestimó a ningún compañero ni abusó de esa condición. Personalmente nunca tuve problemas con él de ninguna índole, ni ideológica, ni política, y menos personal.

Fernando Ortiz es todo un ejemplo de luchador comunista y yo saludo esta iniciativa de su célula por dar a conocer aspectos de la vida de este gran compañero.

Por último, compañero Cantero, ¿desea enviar algún mensaje a los jóvenes?

Sí, como dije antes, Fernando Ortiz es todo un ejemplo de luchador y por ello es importante que los jóvenes conozcan su vida y su actividad política.

La dictadura y la Concertación han borrado todos los logros que se consiguieron con la lucha de miles de estudiantes como Fernando, y esas banderas hay que retomarlas.

Cita: VVAA.”Entrevista a Manuel Cantero”[en línea] Cuadernos de educación . Dic.-Feb.2006 (año1) nº1 .5-7PP <https://cuadernosdeeducacion.wordpress.com/2011/04/05/entrevista-a-manuel-cantero/>%5BFecha de Consulta:    ] .ISSN:0719-0271

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s